Por experiencia les digo que la espera no es nada fácil, para aquel que necesita una respuesta, tomar una decisión, obtener recursos para resolver algo, etc. Yo he padecido incluso de somatizar el estrés de tener que esperar cuando tengo el juego trancado. Otra cosa que he experimentado es el bombardeo de pensamientos en mi cabeza de «no lo lograrás, fracasaste, no te saldrá bien etc. etc. Pero no digo ni una palabra por que se lo que dice Proverbios 18:20-21 «Cada uno se llena con lo que dice y se sacia con lo que habla. En la lengua hay poder de vida y muerte; quienes la aman comerán de su fruto».

Cuando estamos en tiempo de tribulación, tenemos que sembrar palabras de aquello que aun no hemos obtenido. Me explico, confesar de nuestra boca lo que queremos ver manifestado una y otra vez hasta que nuestros mismos pensamientos se encarrilen y se convierta en una verdad hasta que podamos verla manifestada. Eso es Fe!!!

Es difícil por que este es el periodo de ESPERA que debemos estar dispuestos a ejercer. Miren me sincerizo con ustedes, a mí se me ha hecho difícil, pero sé que es una promesa de mi Padre esto que les comparto hoy.

Tratemos de aferrarnos a la verdad De Dios para nuestras vidas, confesándola día y noche, echando todo pensamiento negativo cautivo a la obediencia de la palabra y ESPERAR pacientemente en Dios.

VERSO BIBLICO:

Proverbios 21:23 «El que guarda su boca y su lengua, su alma guarda de angustia»

ORACIÓN: Amado Padre tu sabes lo difícil para mi que ha sido aprender a esperar, te pido perdón por que mientras este proceso he sentido desesperación, angustia y mucha falta de Fe. Te pido que refuerces en mi corazón las promesas que tu has dado para mi vida para que yo nunca las olvide. Prefiero esperar en ti antes que obtener algo para lo cual no estoy lista y me pierda en el propósito tuyo. Ayúdame a confiar y trae paz a mi vida mientras espero tu provisión. En el nombre de Jesús. Amen!!