fbpx

Jeremías 32:17 NTV

Oh SEÑOR Soberano! Hiciste los cielos y la tierra con tu mano fuerte y tu brazo poderoso. Nada es demasiado difícil para ti!

“ Lo seres humanos tenemos la tendencia de ser autosuficientes y tenemos ciertas capacidades que nos la otorga el Señor para que podamos caminar por la vida creciendo y llevando a cabo nuestro propósito aquí en la tierra. Cuando estamos enfrentando realidades catastróficas nos encontramos desarmados, pues perdemos el control de todo lo que entendemos que controlamos.  Hoy estas aquí quizás sentado leyendo, viendo tu móvil, compartiendo con alguien y de repente no estás.  Dios es soberano, tiene el dominio de toda la creación, una hoja de un árbol no cae si ha sido voluntad de Dios pues todo está sometido a El.

¿Qué acerca de nuestra vida, de nuestras situaciones que entendemos podemos resolver y en realidad no? Quiere Dios forzarnos a entender permitiendo calamidades en nuestras vidas para que entendamos que sin El no somos nada? La respuesta es NO.  El quiere que en su Amor y su misericordia entendamos que dependamos totalmente de El y sepamos que nada es difícil para El, que solo tenemos que darle a El permiso de actuar y decirle “Padre reconozco que no entiendo nada de lo que está pasando, es muy fuerte para mi y no resisto, si es tu voluntad cambiar las circunstancias, ven en mi auxilio que te necesito y no puedo solo”.  Eso es lo que llamamos caer rendidos en sus brazos de amor y fe, luego nos inunda una Paz que sobre pasa todo entendimiento humano y aun nuestros ojos estén viendo lo imposible, Dios lo hace posible de acuerdo a nuestra fe y entrega a El. Dios es suficiente.   Nosotros siempre recurrimos al último recurso que es el más certero, seguro, confiable y sin perdida alguna y solo por que no confiamos desde el principio ese proceso doloroso o aquella decisión que debemos tomar y no sabemos, se hace más tortuosa.  Dios les bendiga!!

Jennifer C.