En este tiempo tenemos la bendición de no tener escasez de información pues todos en algún momento hemos recibido una exhortación de que busque a Jesús, que nos arrepintamos de nuestros malos caminos, de que es tiempo de hacer un alto a nuestras prioridades y busquemos a Dios. Hoy el mundo está en pausa y Dios está esperando la manifestación de sus hijos.

Este devocional nos exhorta nuevamente a que este tiempo que Dios ha permitido retomemos nuestro encuentro con El. Hay tiempo, seguro que si pues estamos todos aislados en casa, con la familia. El Libro de Hebreos 2 nos habla que debemos hoy más que nunca prestar mucha atención a las verdades que hemos escuchado y más aún la que hemos creído en nuestro corazón no sea que esta crisis, pandemia, problemas económicos mundiales nos haga desviarnos y perdamos el norte que es Dios. Este tiempo no es de estar más o menos de acuerdo con lo que Dios dice en su palabra acerca de nuestra posición como hijos de El y co herederos junto a Jesús. No podemos darnos el lujo de vivir con una Fe superficial. Dios demanda una fe inconmovible y este es el momento de demostrar de que estamos hechos.

Escuchar leer un mensaje acerca de Dios no es tan solo oírlo y decir amen a todo lo que el otro dice o escribe, sino obedecer lo que dice Su palabra.

Arrepintámonos de todo corazón, volvamos nuestro corazón a Dios y clamemos por misericordia por nuestro país, nuestras familias, por los gobernantes, por los médicos, por las personas enfermas. Dios quiere sanar nuestra tierra, tiene planes hermosos para sus hijos y quiere darlo a conocer. Reúne tu familia y oren juntos, compartan la palabra De Dios, escuchen alabanzas juntos, tomen un tiempo 15 min, lo que sea. Dios ha permitido que estemos todos trancados en casa para que sanemos las diferencias, haya cercanía entre uno y otro y le busquemos. Te atreves?

VERSO BIBLICO

HEBREOS 2:1-4 Por tanto, es necesario que con más diligencia atendamos a las cosas que hemos oído, no sea que nos deslicemos. Porque si la palabra dicha por medio de los ángeles fue firme y toda transgresión y desobediencia recibió justa retribución ¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fué confirmada por los que oyeron, testificando Dios juntamente con ellos, con señales y prodigios y diversos milagros y repartimientos del Espíritu Santo según su voluntad.

ORACIÓN:

Padre nuestros que estás en el cielo, perdona nuestras iniquidades sabemos que no hemos hecho caso a tu llamado y por tu misericordia aún tenemos el tiempo de volvernos a ti. Pon es nuestro corazón el querer y el hacer lo que tu dices en tu palabra, límpianos de toda maldad y guarda nuestra nuestras vidas. Creemos que Jesús es nuestro Señor y Salvador y creemos que el murió y resucitó para darnos vida eterna. Gracias por tu bondad en el nombre de Jesús. Amen!!